Con los instrumentos  básicos que tenemos en el mercado, podemos hacer una exploración básica, establecer un diagnóstico y derivar si es necesario a una exploración optométrica exhaustiva.

Antes de establecer un programa a un niño con problemas de visión es importante tener un diagnóstico. Podemos destacar algunos como:

  1. TALE : nos ofrece un screening rápido y detallado de los campos implicados en la lecto – escritura.
  2. EDIL : es una prueba de exploración de las dificultades individuales de la lectura, evaluando exactitud, comprensión y velocidad.
  3. PROLEC – R : evalúa los procesos lectores obteniendo una capacidad lectora e información de estrategias que cada niño utiliza en la lectura de un texto. Se aplica a niños de primero primaria hasta 6º Primaria. El PROESC con aplicación de 3º Primaria hasta Educación Secundaria.
  4. DST – J. Test para la detección de la Dislexia (aplicable niños de 6 años y medio a 11 años ) .

Paralelamente debemos valorar los movimientos oculares. Bien integrados, los movimientos oculares permiten el movimiento rápido y preciso de los ojos a lo largo de las líneas de un texto, rápidos y precisos movimientos para mirar de la pizarra al texto y viceversa.

Podemos destacar:

  1. Seguimientos – suaves
  2. Sacádicos ( saltos de movimiento de un punto a otro)
  3. Fijación (mantener los ojos de forma estable en un punto)