Leer deprisa nos permite leer más y memorizar mayor cantidad de contenido en menos tiempo. Si queremos aumentar nuestra velocidad lectora tenemos que analizar nuestros malos hábitos de lectura como la vocalización, subvocalización, fijaciones excesivas, retrocesos…

¿Cómo es el movimiento de nuestros ojos cuando leemos?

Fijación:

Cada una de las detenciones que los ojos realizan para poder leer es lo que llamamos fijaciones. Al leer parece que deslizamos los ojos de izquierda a derecha de forma continua, pero en realidad no es así. Lo que sucede es que los ojos dan breves saltos, fijándose cada vez en un contenido informativo.

Una fijación normal dura unas 240 milésimas de segundo, lo que puede suponer unas cuatro fijaciones por segundo.

Movimientos sacádicos:

Son los pequeños saltos del ojo. Los lectores rápidos no se diferencian de los normales en la duración de las fijaciones, sino en los movimientos sacádicos. Los buenos lectores hacen fijaciones amplias, captando en cada fijación varias palabras.

Barrida de retorno:

Movimiento con el que pasamos a la siguiente línea. Un lector eficiente tiene un movimiento de ojos suave y rítmico con pocas regresiones y con una amplia zona de enfoque sobre las palabras. Reduce el nivel de subvocalización y tiene un enfoque flexible y sistemático, al mismo tiempo que una buena concentración y memoria.

“Aumentar la velocidad lectora tienen que ir intrínsecamente unida a la comprensión.

Mecanismos de fijación

  • Cuando un niño se inicia en la lectura lee una sílaba por fijación: Tenemos / que / crear / el / hábito / lector/ en / el / niño
  • Mecanismo de fijación de persona adulta: Tenemos que / crear el hábito lector / en el niño
  • Mecanismo de fijación de lector entrenado: Tenemos que crear / el hábito lector en el niño

“El buen lector hace menos fijaciones que el mal lector ya que su campo visual es más amplio, lee más palabras en un solo golpe de vista

Las imágenes de las palabras

Nuestra visión está capacitada para captar conjuntos de palabras: dos, tres y hasta más con un adecuado entrenamiento y de éstas, únicamente su imagen de forma global

  • C FETERA
  • PU LICI AD
  • F T C PIAS EN EL ACT

Es más sencillo comprender el sentido de las palabras incompletas cuando se encuentran en las frases:

  • LA LE TU A RÁPIDA ES LA M JOR GAR NTÍA
  • DE UN MÁ IMO RENDIMIENTO

El lector rápido tiene una mayor capacidad de comprensión porque solo presta atención a palabras poco usuales y técnicas centrándose en el contenido fundamental.

Sabemos que la parte superior de las palabras ofrece mayor información que la parte inferior. Si se leemos fijándonos  únicamente en la parte superior, se ganaremos en velocidad lectora. Hagamos una comprobación : coloquemos una tarjeta que cubra la parte inferior de un texto y veremos que aún podemos seguir leyendo.

“Leer muy deprisa produce también errores de exactitud y muy despacio dificulta la comprensión.