Diferentes estudios han mostrado una prevalencia que varía entorno al 1,3% para los problemas de caligrafía, del 3,7-4% problemas ortográficos y del 1-3% dificultades para escribir narraciones. Otros estudios señalan que la frecuencia de estudiantes con dificultades oscilan entre el 6-22% (Matute, Roselli y Ardila, 2010).

El tratamiento de la disgrafía abarca las diferentes áreas:

1.- Psicomotricidad global Psicomotricidad fina: La ejercitación psicomotora implica enseñar al niño cuales son las  posiciones adecuadas

  • Sentarse bien, apoyando la espalda en el respaldo de la silla
  • No acercar mucho la cabeza a la hoja
  • Acercar la silla a la mesa
  • Colocar el respaldo de la silla paralelo a la mesa
  • No mover el papel continuamente, porque los renglones saldrán torcidos
  • No poner los dedos muy separados de la punta del lápiz, si no este baila y el niño no controla la escritura
  • Si se acerca mucho los dedos a la punta del lápiz, no se ve lo que se escribe y los dedos se fatigan
  • Colocar los dedos sobre el lápiz a una distancia aproximada de 2 a 3 cm de la hoja
  • Si el niño escribe con la mano derecha, puede inclinar ligeramente el papel hacia la izquierda
  • Si el niño escribe con la mano izquierda, puede inclinar el papel ligeramente hacia la derecha.

2.- Percepción.- Las dificultades perceptivas (espaciales, temporales, visoperceptivas, atencionales, etc.) son causantes de muchos errores de escritura (fluidez, inclinación, orientación, etc.) se deberá trabajar la orientación rítmico temporal, atención, confusión figura-fondo, reproducción de modelo visuales.

3.- Visomotrocidad.- La coordinación visomotriz es fundamental para lograr una escritura satisfactoria. El objetivo de la rehabilitación visomotriz es mejorar los procesos óculomotrices que facilitarán  el acto de escritura. Para la recuperación visomotriz se pueden realizar  las siguientes actividades: perforado con punzón, recortado con tijera, rasgado con los dedos, ensartado, modelado con plastilina y rellenado o coloreado de modelos

4.- Grafomotricidad.- La reeducación grafomotora tiene por finalidad educar y corregir la ejecución de los movimientos básicos que intervienen en la escritura, los ejercicios  de reeducación consisten en estimular los movimientos básicos de las letras (rectilíneos, ondulados), así como tener en cuenta  conceptos tales como: presión, frenado, fluidez, etc.

Los ejercicios pueden ser: movimientos rectilíneos, movimientos  de bucles y ondas, movimientos curvilíneos de tipo circular, grecas sobre papel pautado, completar simetría en papel pautado y repasar dibujos punteados

5.- Grafoescritura.

6.- Perfeccionamiento escritor.- La ejercitación consiste en mejorar la fluidez escritora, corrigiendo los errores. Las actividades que se pueden realizar son: unión de letras y palabras, inclinación de letras y renglones, trabajar con cuadrículas luego realizar cualquier ejercicio de rehabilitación psicomotor. Se debe disponer de 10 minutos para la relajación.