CUIDAR LA VOZ DE LOS OPOSITORES

Una buena técnica de estudio, un buen preparador, hábito de trabajo, planificación flexible, voluntad, disciplina, motivación, confianza, orden, constancia ¡tantas cosas necesita el opositor! y ¿también una buena voz?

Muchas horas de estudio y muchas horas cantando temas con un ritmo casi frenético y cronómetro en mano puede afectarnos a la voz.

Para sobrellevar todo este cúmulo de cosas es importante mantener una buena voz y tener ideas claras para hacer un buen uso y no acabar disfónicos o produciendo alguna patología vocal.

Sabemos que el correcto funcionamiento del sistema laríngeo es el que produce en una voz con el mínimo esfuerzo y consigue una máxima eficacia.

Veamos algunos aspectos importantes a tener en cuenta: 

  1. Factores ambientales: mantener una humedad relativa entre el 40% y 60%. Para controlar los índices de humidificación a veces es conveniente el uso de humidificadores.
  2. Mantener un estado afectivo – emocional estable; control de la ansiedad – tensión. Pudiendo llegar a bloquearnos cognitivamente.
  3. Evita carraspeos, tos o aclaramiento vocal que pueden ser consecuencia de una inflamación de la laringe por reflujo gastroesofágico, laríngeo, sinusitis o alergias.  Puedes aliviar bebiendo agua.
  4. Tener cuidado con los elementos irritantes: tabaco, polvo, etc.
  5. Control postural: adoptar la postura adecuada y realizar los descansos programados.
  6. Respiración costo diafragmática. De esta forma se oxigena de forma adecuada utilizando toda la capacidad pulmonar.
  7. Correcta intensidad de la voz. ¿A qué intensidad de voz cantas los temas?: muchas veces la tensión emocional cuando se canta implica un aumento de intensidad de la voz acompañada de tensión muscular que afecta a la laringe.
  8. Realizar ejercicio físico: por lo menos dos veces a la semana para establecer los ritmos biológicos, favorecer el descanso y concentración. El ejercicio reduce la ansiedad y facilita una mejor respiración y oxigenación.
    1. Se aumentan los niveles de endorfina y norepinefrina reduciendo el estrés y la ansiedad.
    1. Aumenta el nivel de conexión neuronal y favorece la capacidad de aprendizaje y memoria.
  9. Higiene vocal
    1. Ingesta de agua con frecuencia para una buena hidratación de las cuerdas vocales.
    1. Evitar cenas copiosas que favorecen el reflujo gastroesofágico y pueden producir irritación en la zona laríngea.
    1. No abusar de alimentos ricos en grasas que favorecen la sequedad de boca.
    1. Tener una alimentación correcta: ante el sedentarismo que produce estar mucho tiempo sentado se aconseja evitar las grasas, dulces y conservas. Se aconseja una alimentación rica en proteína, vitaminas (A, B, C y D) y en sales minerales, hierro, calcio y fósforo.

Preferible realizar varias comidas al día y comer despacio, de esta forma se disminuye el estrés y se favorecen las digestiones.

  • Cuidar las bebidas estimulantes como el café, té.
    • Cuidado con el abuso del aire acondicionado o calefacción alta que resecan el ambiente y la mucosa de la laringe.
    • Dormir entre 7-8 horas.