1. No toser. Toser estimula a seguir tosiendo.

Beber sorbos pequeños de agua para disminuir el picazón de la garganta. Nunca toser de forma violenta, de golpe, con espasmos ya que irritará más el aparato respiratorio.

  1. Control Respiratorio
  • Inspiración lenta por la nariz  evitando las inspiraciones rápidas o por la boca que provocarán sequedad y mayor irritación.
  • Inspiración por el meato medio nasal para conseguir una mayor humidificación.
  • Respiración costo diafragmática para favorecer la motilidad intestinal y evitar el reflujo gastro- esofágico.
  1. Tener un alto grado de humedad en el aparato respiratorio

Humedecer con gasa húmeda. Usar un cuentagotas para ir aportando de forma continua humedad por la nariz.

  1. Huir de lo que pueda secar el aparato respiratorio

No usar caramelos ya que secarán más y provocarán un efecto rebote. Controlar los medicamentos: muchos fármacos producen sequedad como efecto secundario.

  1. Si al dormir se produce tos:

Subir la cama de la cabecera, 12- 20 cm, hacer lavados nasales y vahos con manzanilla. Darse una ducha caliente larga y respirando suavemente para que se humedezca y caliente el aparato respiratorio. Pero no abusar de ello porque puede producir un efecto contraproducente.