La atención se puede desarrollar pero generalmente es más involuntaria que voluntaria ya que se centra en lo que gusta y es más cómodo.

Por ejemplo cuando tenemos que localizar a una persona entre un grupo numeroso nuestro cerebro tiene que ir a su archivo de memoria, mantenerlo fijo y poner toda su atención en localizar.

¿Cómo entra un estímulo en nuestro campo de atención?

En primer lugar se tienen que procesar una serie de sistemas que actúan interrelacionados:

  1. Sistema Reticular o de Alerta: es la atención más primaria, una atención consciente durante largos periodos de tiempo.

Cuando esta falla, como en niños con TDAH, se desarrollan dificultades para mantener la atención en clase, una explicación o  un examen.

  1. Sistema Atencional Posterior: se trata de la atención focalizada, selectiva. Aquí es donde jerarquizamos y seleccionamos.

En niños con TDAH nos encontraremos con dificultades en los sistemas de control, inhibición, captación incompleta de la información y aprendizaje.

  1. Sistema Atencional Anterior: procesa la información, es una atención reflexiva que depende de la motivación y capacidad de esfuerzo de la persona.

En niños con TDAH podemos observar la dificultad de mantener la atención porque requiere un esfuerzo atencional mayor.

 

En niños con déficit de atención

En estos casos los circuitos y grupos de neuronas que controlan la atención son de menor tamaño y menos activos. Es entonces cuando el cerebro compensa activando otras zonas (emocionales o motoras) haciendo que este procesamiento sea defectuoso. (Soutullo y Díez, 2007)

Ciclos de atención

Hay ciclos clave de nuestro cerebro en relación a la atención, oscilan entre 90 y 110 minutos.

Numerosos estudios demuestran que la atención sostenida sólo puede mantenerse durante cortos periodos de tiempo que no superan los 15 minutos.

Este dato es clave a la hora de planificar una clase con nuestros alumnos ya que el aprendizaje va a requerir un tiempo de procesamiento que no debería superar los 20 minutos.

La atención se optimiza con el aprendizaje emocional

Cuando algo nos motiva capta antes nuestra atención, ocurre lo mismo con los estados de alerta y los estímulos sonoros.

Las nuevas técnicas de visualización del cerebro demuestran lo novedoso, lo emocional, la recompensa y todo lo que conlleva el factor sorpresa captan mejor nuestra atención.